viernes, 5 de junio de 2009

Tú mordiste la manzana y renunciaste al paraíso y condenaste a una serpiente, siendo tú el que así lo quiso. Por milenios y milenios permaneciste desnudo y te enfrentaste a dinosaurios bajo un techo y sin escudo. Y ahora estás aquí, queriendo ser feliz cuando no te importó un pepino tu destino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada