sábado, 25 de abril de 2009


Ya se que no vendrás. Todo lo que fue el tiempo lo dejó atrás. Se que no regresarás, lo que nos pasó no repetirá jamás. Mil años no me alcanzarán para borrarte y olvidar. Y ahora estoy aquí, queriendo convertir los campos en cuidad, mezclando el cielo con el mar. Se que te dejé escapar, se que te perdí y nada podrá ser igual. Mil años pueden alcanzar para que puedas perdonar. Estoy aquí queríendote, ahogándome entre fotos y cuadernos, entre cosas y recuerdos que no puedo comprender. Estoy enloqueciéndome, cambiándome un pie por la cara mía, esta noche por el día, que nada le puedo yo hacer. Las cartas que escribí nunca las envié, no querrás saber de mí. No puedo entender lo tonta que fui, es cuestión de tiempo y fe. Mil años con otros mil más son suficientes para amar. Estoy aquí, queriéndote, ahogándome entre fotos y cuadernos, entre cosas y recuerdos que no puedo comprender. Estoy enloqueciéndome, cambiándome un pie por la cara mía, esta noche por el día. Si aún piensas algo en mí, sabes que sigo esperándote !

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada