sábado, 25 de abril de 2009

Tengo mil maneras diferentes de decirte lo que siento y siempre elijo la peor, así soy yo. Y lo que pasa es que acosan toda clase de fantasmas y la brecha de mi alma ya no puede abrirse más. Por favor decide si te vas. Algo cambió dentro de mí, lo estoy sintiendo y cada día crece más y más. Tengo que empezar a preocuparme o que no me importe ya. Van como mil veces que he tratado de decírtelo. Mírame a los ojos y verás que no te miento, no. Dame dos minutos, no apurés el tiempo de este amor. Y el tiempo pasó y nos dejó. Uno, dos, tres, mil demonios he contado yo. Tuve mil dolores de cabeza, mil momentos de tristeza y una culpa equivalente a un millón, a un millón de años de tu amor tan alejado que de mí te has olvidado, yo se que me lo he buscado, ni aunque te pida mil veces perdón volverías a mi corazón. Mi corazón se está rompiendo en mil pedazos y no puedo dejar de llorar. Tengo que empezar a preocuparme o que no me importe más. Van como mil veces que he tratado de decírtelo. Mírame a los ojos y verás que no te miento, no. Dame dos minutos, no apurés el tiempo de este amor. Y el tiempo pasó y nos dejó. Uno, dos, tres, mil demonios he contado yo. Van como mil veces que he tratado de decírtelo. Mírame a los ojos y verás que no te miento, no. Dame dos minutos no apurés el tiempo de este amor. Y el tiempo pasó y nos dejó. Uno, dos, tres, mil demonios he contado yo ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada